domingo, 27 de octubre de 2013

Deleitémonos en la presencia de Dios con un corazón limpio.

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. Salmo 51:10

Una de las cosas maravillosas de conocer de Dios, es poder estar en su presencia, porque en su presencia hay regocijo, gozo;  la vida no tiene sentido, sin Él.
En Él estamos completos, y cuando Él no está en nuestro corazón, nuestra vida es vacia, es triste.
Sólo con un corazón limpio y un espíritu recto, se puede  gozar de la presencia de Dios. Ésta es la razón por la cual David en el Salmo 51 expresa dolor por haber pecado, porque el pecado le había apartado de ese gozo y su clamor fue:
Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente. (V.12)
 
Bendiciones

jueves, 24 de octubre de 2013

Nuestra familia, objetivo de oración

Luego, mientras revisaba la situación, reuní a los nobles y a los demás del pueblo y les dije: ¡No le tengan miedo al enemigo! ¡Recuerden al Señor, quien es grande y glorioso, y luchen por sus hermanos, sus hijos, sus hijas, sus esposas y sus casas! Nehemías 4:14.
 
Luchar por nuestra familia es estar vigilante ante las estrategias del enemigo, no nos cansemos de clamar por ellos; porque sabemos muy bien quien es nuestro Dios, y en quien hemos confiado, Él nunca nos dejará y nunca nos desamparará, al igual que a nuestra familia.  
Pero el Señor está conmigo como un guerrero poderoso; por eso los que me persiguen caerán y no podrán prevalecer, fracasarán y quedarán avergonzados. Eterna será su deshonra; jamás será olvidada. Jeremías 20:11

Bendiciones






 

miércoles, 23 de octubre de 2013

Siempre presentes en la mente y en las manos de Dios

El pueblo de Jerusalén decía: «Dios me abandonó, mi Dios se olvidó de mí». Pero Dios respondió: «Jerusalén, ¿acaso puede una madre olvidar o dejar de amar a su hijo? Y aunque ella lo olvidara, yo no me olvidaré de ti.
Yo te llevo grabada como un tatuaje en mis manos, siempre tengo presentes tus murallas.
Isaías 49:14-16
 

 
La verdad hay madres que se olvidan de sus hijos, como las mamás avestruces:
El avestruz es muy alegre, y le gusta agitar sus alas, pero no es un ave cariñosa: pone sus huevos en la arena, y allí los deja empollar; ¡no parece importarle que una fiera los aplaste! Maltrata a sus polluelos como si no fueran suyos, y no le importa que se pierdan.
Cuando yo repartí la sabiduría, no le di su porción de inteligencia, pero cuando extiende sus alas es más veloz que cualquier caballo. Job 39:13-18
Contrario a la avestruz; es nuestro Dios quien es un Padre tierno y compasivo; y nunca se olvida de nosotros, sus hijos; Él nos cuida y nos corrige para nuestro verdadero bien, para hacernos santos como él (Job 12:10).

Bendiciones.


 
 
 
 
 
 
 
 
 






lunes, 21 de octubre de 2013

Obediencia y fidelidad a la Palabra de Dios

¡Miren! Les he enseñado las normas y leyes así como el Señor mi Dios me ha ordenado, para que ustedes las pongan en práctica en la tierra que van a ocupar.
Deberán ser cuidadosos en obedecer fielmente estas leyes porque esa será la prueba de su sabiduría y entendimiento para las otras naciones que oirán de estas leyes y dirán: Realmente, esta gran nación es de gente sabia e inteligente.
Deuteronomio 4: 5-6

 
 
El obedecer fielmente los mandatos de Dios, es la motivación para que las personas que están a nuestro alrededor, conozcan de nuestro Salvador y Eterno Dios, al demostrar  sabiduría y entendimiento en todo lo que hacemos. Porque es la Palabra de Dios quien nos hace sabios y entendidos.
 
 
Dios les llene de grandes bendiciones
 
 
 

martes, 15 de octubre de 2013

Los proyectos en las manos de nuestro Dios y Padre

Cada vez que la nube se levantaba de la Tienda, los israelitas se ponían en marcha; y donde la nube se detenía, allí acampaban.
Dependiendo de lo que el Señor les indicara, los israelitas se ponían en marcha o acampaban; y todo el tiempo que la nube reposaba sobre el santuario, se quedaban allí. Números 9:17-18


Que nuestros afanes, nuestra impaciencia y temores no impidan ver los tiempos de Dios en nuestros proyectos y decisiones; todo debe estar sometido al señorío de Cristo.Veamos en el libro de Rut, cuando Noemí junto con su familia salen de Belén a tierra de Moab, lugar en el que  murió su esposo y sus dos hijos; este libro no registra la decisión de esta familia en las manos de Dios, y así muchos de nosotros hacemos cosas sin contar con la dirección de Dios, porque confiamos en nuestra propia prudencia; y a veces las cosas no salen bien y es al Todopoderoso a quien culpamos de nuestras malas decisiones: Y ella les dijo: No me llaméis Noemí, llamadme Mara, porque el trato del Todopoderoso me ha llenado de amargura.
Llena me fui, pero vacía me ha hecho volver el SEÑOR. ¿Por qué me llamáis Noemí, ya que el SEÑOR ha dado testimonio contra mí y el Todopoderoso me ha afligido? Rut 1:21-22 


Dios les colme de grandes bendiciones.




 

lunes, 14 de octubre de 2013

Sirviendo a Cristo Jesús, Señor nuestro

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres, sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia. Es a Cristo el Señor a quien servís.
Porque el que procede con injusticia sufrirá las consecuencias del mal que ha cometido, y eso, sin acepción de personas. Colosenses 3:23-25


Cuando de verdad amamos a Dios, todo lo que hacemos lo hacemos con agrado, no para el hombre sino para Dios, a Él es que servimos, es por amor y gratitud. Pero, hay circunstancias
que nos llevan hacer cosas de mala gana, con una actitud de enojo, llevándonos a ofender y a maltratar  injustamente a las personas que nos rodean, y esto trae consecuencias, como lo expresa el apóstol Pablo (V.25). 
Veamos lo que nos dice Hebreos al respecto: "Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos" Hebreos 12:15.
 
Muchas bendiciones





 

sábado, 12 de octubre de 2013

Creciendo y madurando en Cristo Jesús

 
Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén. 2 Pedro 3:18

La época de otoño, para algunas personas está relacionada con una  edad madura, próxima a la vejez; al igual que en nuestra vida espiritual cuando avanzamos hacia la meta, vamos creciendo  y madurando; ese crecimiento lo da Dios a medida que buscamos de su presencia en una relación personal día a día, basada en la meditación de su Palabra. Y la madurez esta basada en la sabiduría que viene de Dios, y el entendimiento para escoger siempre lo mejor; y así poder vivir una vida limpia y avanzar sin tropiezos hasta el día en que Cristo vuelva (Filipenses 1:9-11).Dios les bendiga
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Usando la Palabra de Dios en tiempos de aflicción y quebrantos.

Muéstrame, Señor, tu amor y salvación, tal como lo has prometido. Así podré responder al que me ofenda, pues confio en tu palabra.No quites de mi boca la palabra de verdad, pues he puesto mi esperanza en tus decretos. Salmo 119:41-43  

Cerca de nosotros está la Palabra de Dios, en nuestra boca y en nuestro corazón (Romanos 10:8); la Palabra es la espada del Espíritu, y como tal es la herramienta para que Dios obre a través de ella en nuestras vidas, es por ello que el apóstol Pablo nos recomienda que la Palabra de Cristo more en abundancia en nosotros (Colosenses 3:16) porque es a través de ella, que el Santo Espíritu de Dios toma para sanar las heridas del corazón, para librar de toda opresión satánica, para liberar de todo yugo, y es a través de ella que clamamos a nuestro Eterno Dios en momentos de aflicción y quebrantos.

Bendiciones.