domingo, 5 de febrero de 2012

La dicha de dar

  "Siempre les he enseñado que así se debe trabajar y ayudar a los que están en necesidad, recordando aquellas palabras del Señor Jesús: Hay más dicha en dar que en recibir".
Hechos 20:35

Con Cristo todo lo podemos, Él es quien en su fortaleza nos ayuda a practicar la Palabra de Dios. A veces nos volvemos ligeros al juzgar cualquier actitud no acorde con lo que Dios manda, pero el cambio de actitud adánica sólo lo hace Dios en su Santo Espíritu, no lo hace el hombre. Mediante la Palabra que es la espada del Espíritu hace el cambio radical en cada persona. La Palabra es la que sana, restaura y santifica.
Oremos para que dispongamos nuestro corazón a la voz de Dios, que es su Bendita Palabra, y trate aquellas áreas sobre las cuales aún tenemos dureza o dificultad para entregarle; conociendo que sólo el poder de su Santo Espíritu puede lograrlo.

Un abrazo y bendiciones 

No hay comentarios:

Publicar un comentario