martes, 7 de febrero de 2012

Jesucristo, nuestra sanidad

"Pero yo te enviaré sanidad, y sanaré tus heridas dice el Eterno" Jeremías 30:17

Sólo en nuestro Eterno Dios hay sanidad, Él es quien sana toda dolencia y toda enfermedad. Jesucristo es nuestra confianza, y no existe otro, en Él podemos depositar la fe, la esperanza, y el amor, si quitamos esto de nuestro corazón quedamos sin piso, no tenemos sentido de la vida, porque Él es nuestro FUNDAMENTO, es que nuestro Señor Jesucristo es el que le da color y belleza a nuestra vida, y la fuerza para seguir viviendo; es quien pone nuevo cántico en nuestro labios; es quien escribe en nuestro corazón palabras poéticas para la creación, la obra de sus manos; y Cristo es lo mejor que nos ha podido pasar, porque en Él estamos completos y seguros.
"Confiad en el Eterno perpetuamente, porque el Eterno Todopoderoso es la Roca de los siglos. Isaías 26:4a

Bendiciones.





1 comentario:

  1. ¡Hola Margarita! Dios hace ¡tantas cosas maravillosas por nosotros! por Su inmenso amor y por Su gracia ¿verdad?
    Estuve hace un tiempo muy dolorida físicamente y sabía que era una 'prueba grande' que estaba enfrentando. Sabía también que ningún arma forjada contra mi prosperaría. Pero no quería preocupar a mi familia, y ya había hecho lo que debía hacer. Me mantuve en batalla. Pero para fortalecerme más Dios -por medio de la tele- envió a alguien que se sumase a 'batallar' conmigo, y fui curada. ¡Como otras tantas veces! Yo se que 3 Juan 2 es una realidad continua en mi vida. ¡Glorias a Dios! Agradezco la sanidad divina. Un abrazo para ti y tu amoroso blog.

    ResponderEliminar