miércoles, 5 de octubre de 2011

Las obras de la carne




"Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa"  
Santiago 3:16

 Analicemos nuestra conducta, y comparémosla respecto a la Palabra de Dios,  veamos Romanos 8: 5-11
" Porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu.  Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paz;  ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo,  y los que están en la carne no pueden agradar a Dios.
Sin embargo, vosotros no estáis en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en vosotros. Pero si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El.  Y si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo esté muerto a causa del pecado, sin embargo, el espíritu está vivo a causa de la justicia.  Pero si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos, también dará vida a vuestros cuerpos mortales por medio de su Espíritu que habita en vosotros".
Tenemos que renovar nuestro entendimiento con la ayuda del Espíritu Santo, solos no podemos!!!
Si analizamos la misericordia de Dios vemos que Él es nuestro ayudador, que nosotros lo único que tenemos que hacer  es disponer nuestro corazón para que el obre en nuestras vidas, la obra la hace Él y sólo Él, en su Santo Espíritu. Nosotros no podemos cambiar nuestra conducta y mucho menos podemos cambiar a los demás, porque lo que hacemos en nuestras fuerzas tarde que temprano se cae.
Bendiciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario