viernes, 2 de diciembre de 2011

Quietud y confianza en Dios: Nuestra fortaleza

Porque así dijo Dios el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. 
Isaías 30:15
Veamos la parte b de esta preciosa Palabra de Dios, quien nos invita hoy a estar quietos y confiados en Él; disponiendo todo nuestro ser  para que su Santo Espíritu obre en nuestras vidas y  alcancemos esa fortaleza que nos permite tener la victoria sobre cualquier dificultad que nos sobrevenga. 
Que Dios les bendiga en abundancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario