sábado, 14 de enero de 2012

Jesús enviado a sanar

  "Y Jesús fue a Nazaret, donde se había criado, y conforme a su costumbre, el día sábado fue a la sinagoga, y se levantó a leer. Le dieron el libro del profeta Isaías; y al abrirlo, halló el lugar donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ungió para dar buenas nuevas a los pobres, me envió a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar a los cautivos libertad, y a los ciegos vista; a dar libertad a los oprimidos, y a predicar el año favorable del Señor".
Lucas 4:18-19


Bendito sea por siempre nuestro Eterno Dios, por nuestro Señor Jesucristo, quien no solo nos dió salvación y vida eterna, y el perdón de todos los pecados por su sangre preciosa, sino que nos ha sanado de todas nuestras dolencias y enfermedades.
"Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados" Isaías 53:5 (el subrayado es mío).
Cuando creemos en Jesús, todas las enfermedades del alma y del cuerpo son sanadas, y esto lo podemos ver en las distintas sanidades que Jesús realizó, y estan escritas en los evangelios, Cristo sigue siendo el mismo ayer hoy y por los siglos (Hebreos 13:8); permite que Jesucristo extienda sus manos sobre tus dolencias y enfermedades, creyendo solamente en Él. Cree en Él y serás salvo no solo para vida eterna sino de lo que te aqueja.



Un abrazo y bendiciones








No hay comentarios:

Publicar un comentario