martes, 13 de septiembre de 2011

El altar familiar, nuestra victoria


"Entonces el Señor pensó: "Debo decirle a Abraham lo que voy a hacer, ...Yo lo he escogido para que mande a sus hijos y descendientes que obedezcan mis enseñanzas y hagan todo lo que es bueno y correcto, para que yo cumpla todo lo que le he prometido".  Génesis  18:17-19 (DHH)

Es necesario y urgente levantar el altar familiar, porque es allí donde podemos instruir a nuestros hijos en la palabra de Dios, tal como nuestro Señor le ordenó a Abraham. Cuando honramos a Dios en Familia, somos ejemplo para nuestros propios hijos y no sólo esto, sino las bendiciones que recibimos levantando una familia en el amor y la fe de Dios; el respeto por el prójimo y el amor por uno mismo; así preservaremos la fe en nuestro Señor Jesucristo por el resto de generaciones.
Bendiciones.

1 comentario:

  1. ¡Tal cual! La Palabra dice que el pueblo perece porque le falta conocimiento. ¡Por eso el mundo está como está! La familia -en general- está muy descuidada. Este blog es precioso, le da la gloria al Todopoderoso. Es edificante, provechoso, y más. ¡Dios te bendiga ricamente, y a tu familia! Un abrazo.

    ResponderEliminar