viernes, 2 de noviembre de 2012

Perdonando de corazón.


«Jesús dijo: Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos.» Mateo19:14

Cuando un niño es castigado, o recibe una ofensa, al momento el se ha olvidado de ello, en el sentido de que no guarda rencor hacia la persona que lo ha castigado o le ha ofendido, sigue siendo el mismo niño tierno y amoroso.
Así debemos ser los cristianos, quienes conocemos el deseo y mandato de nuestro Padre Celestial, Él cual nos anima y exhorta a amarnos unos a otros y perdonar de corazón toda ofensa que nos hagan, aún nos dice que suframos el agravio y que suframos más bien el ser defraudados (1 Corintios 6:7).
"Entonces se le acercó Pedro, y le preguntó: Señor, ¿Cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
Repondió Jesús: No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete" Mateo 18: 21-22.

Un abrazo y que nuestro Dios les colme de bendiciones.
 





 
 
 

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario