martes, 6 de marzo de 2012

El anhelo de tu Presencia





"¡Oh Dios, tú eres mi Dios! De madrugada te busco. Mi alma tiene sed de ti, mi cuerpo te anhela, como tierra seca, agotada y sin agua". Salmo 63:1

Asi como el salmista David, expresa la necesidad de Dios, anhelemos también nosotros ardientemente de su presencia, pues es Él quien lo llena todo, en Él estamos completos, Él es todo en todo. ¡Mi alma tiene sed de ti, precioso Dios!

Bendiciones del Altísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario